¿Qué hacer?


El enclave privilegiado del municipio de Onís, permite a los viajeros, hacer numerosas rutas de montaña y de senderismo. 

Desde la Fuentona, tienen a pocos minutos el Sella, la Ruta del Cares,  Bulnes, Lastres, los Lagos y el Santuario de Covadonga, el Camín Encantáu de Ardisana, el Picu Pienzu, el Mirador del Fitu,  las playas de Llanes y Ribadesella. 

 

Además, el concejo de Onís, está formado por once pequeñas aldeas que destacan por su tranquilidad y la amabilidad de sus vecinos, por  las que podéis pasear y disfrutar de la Naturaleza, sin necesidad de moveros a más de diez minutos de La Fuentona.

 

Otro aliciente para visitar La Fuentona, es la gastronomía de la zona. 

En sus restaurantes pueden disfrutar de buenas fabadas, cabritu, cachopo, pixín, tortos de maíz y picadillo y un sinfín de platos caseros. Así como de los emblemáticos quesos Gamonéu y Cabrales, elaborados por los pastores de los Picos de Europa.  

Comida típica asturiana.
Cachopo de ternera con cecina y queso de cabra.

Una vez en la casa, les entregamos gratuitamente, una guía sobre todo lo que pueden visitar durante su estancia.